EL CASTILLO DE ATIENZA. DE FORTALEZA A TORRE. Fue la torre residencial del castillo de Atienza



EL CASTILLO DE ATIENZA. DE FORTALEZA A TORRE.
Fue la torre residencial del castillo de Atienza

  
   El paso del tiempo ha legado a la historia de Atienza los restos de un castillo altanero. De una impresionante fortaleza de la que, al día de hoy, tan sólo tenemos a la vista lo que se supone fue “torre del homenaje”. Ese retrato literario que nos pinta la peñasca de Atienza como si fuese el espolón de un buque desarbolado bogando por los mares cerealistas de la Castilla milenaria. Cualquiera que se acerque a ese buque desarbolado no encontrará, al día de hoy, más que esa torre del homenaje; la reinterpretación de la entrada y sobre la base de la peña dos aljibes horadados en la roca con tracería morisca y más de mil años a sus espaldas, a punto de desaparecer por la acción del tiempo y falta de remiendo que los saque de la miseria.




   Fuera de la peña, sobre una terraza del terreno, lo que en tiempos fue el albacar de la fortaleza, o el patio de caballos, como en Atienza se llegó a conocer; capaz de albergar entre sus muros, a juzgar por las informaciones del siglo XIX, hasta quinientos hombres con todo su equipo.

   Y muy pocas referencias encontrará quien lo visite en torno a la “Torre de los Infantes”, o ninguna, a menos que lea el reciente libro que cuenta su historia, la del castillo y su tétrica torre. Porque los historiadores del siglo XX la han pasado por alto. 



   Fue, sin duda, el lugar más funesto, y más histórico, del recinto amurallado del castillo. Sus últimos restos desaparecieron mediada la década de 1960, cuando se reconstruyó la entrada. La torre se derrumbó parcialmente en el otoño de 1877. A pesar de aquel derrumbe, Manuel Pérez Villamil, quien la pateó dos años después, dejó escrito: “Dos años hace que vino al suelo un torreón cuadrado que debajo de la torre del SE., se levantaba y en el cual subsistían perfectamente caladas las simbólicas ladroneras de los ballesteros, formando una cruz rasgada sobre la mira circular. Este género de ladroneras caracteriza tan fielmente el tiempo de las cruzadas, que no sería aventurado suponer que los caballeros templarios u hospitalarios tuvieron grande intervención en la construcción de esta fortaleza. Fundo mi opinión en los restos de construcción que subsisten caracterizando el tipo arquitectónico de esa época, en que el estilo gótico lucha con el sajón y revela las innovaciones introducidas en la arquitectura militar por los primeros cruzados, que trajeron del Asia importantes descubrimientos. El corte de las arcadas; el tipo de los muros, la disposición de los adarves y troneras, todo está declarando su abolengo.

   Se levantaba esta torre a la izquierda de la entrada principal (conforme accedemos al recinto), formando conjunto con los cuadrones del arco de entrada, y adosada a las murallas que rodeaban la peña y que –aunque ligeramente exagerada en la interpretación-, podemos situar observando las imágenes.

Interpretación del castillo de Atienza en el siglo XVI, con la torre de los Infantes a la derecha



   La primera intervención histórica documentada debemos situarla con anterioridad a la reconquista de Atienza por Alfonso VI; ya que en ella tuvo lugar el famoso enfrentamiento a espada entre Almanzor y Galib, su suegro. Desde ella, nos cuentan los anales de la historia, se lanzó Almanzor para escapar a una muerte segura. Ocurría en torno al año 980, y regresaría poco después, vencedor en mil batallas, para destruir Atienza y con ella su fortaleza; que fue posteriormente reconstruida.

   Resulta altamente dudoso que cuando Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, atravesó estas tierras, si es que lo hizo, la de Atienza fuese la “peña muy fuort” del romancero; que fuerte peña sería, pero con castillo y murallas ruinosas, también es cierto. Debemos de entender que era poco menos que una miserable ruina, puesto que la reconstrucción total llegaría mucho tiempo después, con Alfonso VIII quien, con mucha probabilidad, al igual que sus descendientes de menor edad, dieron nombre a la “torre de los Infantes”.

   Entonces Atienza crecía por el lado opuesto al que hoy lo hace, o lo hizo. Miraba a Castilla, de donde podía venir el enemigo. Tras la reconquista comenzó a mirar al Sur y tenderse por  la ladera. La Atienza que hoy conocemos. La primitiva, la villa propiamente dicha desapareció  en 1446, tras la devastación a que fue sometida por las tropas castellanas en la guerra “de los Infantes de Aragón”. La destrucción la ordenó el Condestable Álvaro de Luna, a quien no ha mucho se le rindió homenaje en la villa que destruyó y a la que puso fuego.

A la izquierda quedan los restos de los muros de la torre de los Infantes. La entrada al recinto se reinterpretó hacía 1967

EL CASTILLO DE ATIENZA. DE FORTALEZA A TORRE. EL LIBRO, PULSANDO AQUÍ

   Para entonces la Torre de los Infantes había sido residencia de Alfonso XI, en menor edad; de Enrique de Castilla, “El Senador”; de  María de Molina y, por supuesto, de cuantos reyes en Castilla fueron. Tras la guerra, y su reconstrucción, la torre sería la residencia de sus alcaides, de los Bravo de Laguna, principalmente. Lugar de nacimiento de Juan Bravo, de Luisa de Medrano, de Francisco de Segura… y de toda una pléyade de personajes que han dejado su nombre en la historia, de Castilla, de la literatura, o de la política.

   También fue uno de esos lugares que la historia cuenta y después esconde. Fue, tras la unión de reinos a través de los Reyes Católicos, una de las más tenebrosas “prisiones de Estado”.

Restos del cuadrón de la torre de los Infantes, hacía 1930.
   El primer inquilino de la torre, que se sepa, fue Diego López de Madrid, autoproclamado “Obispo de Sigüenza”, quien la ocupó junto a sus hermanos y criados entre 1467 y 1470. El último, que tengamos noticias, un caballero portugués, de nombre Don Arnaldo, quien en unión de un fraile de la misma nacionalidad fue llevado a la torre a purgar culpas en 1524, acusados ambos de “andar en tratos con Francia”. O sea, de ser espías.

   Entre medias algún obispo, o arzobispo, unos cuantos caballeros de alcurnia; el último mariscal de Navarra y, por supuesto, el duque de Calabria, don Fernando de Aragón a quien su tío, Fernando de Aragón también, mandó traer desde Nápoles con toda su corte en 1502. Sus acompañantes, nos cuenta la historia, fueron ejecutados apenas pusieron en Atienza sus pies. Años después, el duque de Calabria, convertido en virrey de Valencia, ocuparía otro castillo próximo, el de Jadraque, como consorte de doña Mencía de Mendoza. Once años pasó don Fernando entre los muros de la torre, hasta 1513 en que fue trasladado al castillo de Játiva.

   El relato de cómo era la torre nos lo dejó escrito uno de sus alcaides, Juan Ortiz Calderón a requerimiento del Cardenal Cisneros, cuando en Atienza, y en la torre, se encontraban prisioneros los principales capitanes navarros que trataron de restituir aquel trono en la cabeza de Juan de Albret en 1516. Eran estos el Mariscal don Pedro de Navarra; Juan Ramírez de Baquedano, señor de San Martín y Ecala; los capitanes Petri Sánchez y Juan de Olloquí y Yatsu, señor del palacio de su apellido; Pedro Enríquez de Lacarra; Antonio de Peralta, primogénito del marqués de Falces y de doña Ana de Velasco, defensora del castillo de Marcilla; Francés de Ezpeleta, señor de Catalaín hijo del Vizconde de Valderro; y Valentín de Yatsu. Media familia de San Francisco Javier.

Restos de uno de los aljibes, trazados con anterioridad a la Reconquista

   Aquí cabría la pregunta de ¿por qué Francisco Layna que recopiló parte de la historia de Atienza y su castillo, y los historiadores que lo siguieron, no nos hablaron nunca de esta torre? Y todos ignoramos la respuesta.

   Contaba la torre con tres plantas. La baja en la que se encontraban las celdas, en número de cuatro, con sotacámara, y ventanas con barrotes que daban a la villa, a las que se accedía a través de una escalera abierta a ras de suelo. Escalera que subía a la planta noble, con otras tantas estancias, y daba acceso al garitón, coronado por una campana que se hacía sonar en caso de peligro. Nadie, de no ser llamado a toque de aquella campana, podía acceder a menos que se arriesgase, bajo el imperio del terror impuesto por el alcaide Ortiz Calderón, a perder una mano en la ocasión primera; en la segunda una pierna y, en la tercera, la vida.

   La estancia en ella de los distintos prisioneros, es otra historia. 
(Del artículo de T. Gismera: "El Castillo de Atienza. La Torre de los Infantes. El origen". Periódico Nueva Alcarria; Guadalajara, junio, 2017)

El Castillo de Atienza. De Fortaleza a Torre, obtuvo el Premio de Castellología J. Andrés Moro 2015.



El libro: 
 
  • Tapa blanda: 146 páginas
  • Editor: Createspace Independent Pub (7 de junio de 2016)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1533658617
  • ISBN-13: 978-1533658616
  • Tamaño 0,18x0,24
  • Imágenes en blanco y negro. 

 El autor:

Gismera (Atienza, 1958), y su obra, han sido reconocidos en numerosas ocasiones, destacando premios recibidos como el "Alvaro de Luna", de historia, de la provincia de Cuenca, ( en dos ocasiones); "Eugenio Hermoso" (de Badajoz); "Serrano del Año" de la Asociación Serranía de Guadalajara", "Popular en Historia", del Semanario Nueva Alcarria; "Melero Alcarreño", de la desaparecida Casa de Guadalajara en Madrid; Alonso Quijano de Castilla la Mancha; Turismo Medioambiental del Moncayo, de Zaragoza; Paradores Nacionales; Radio Nacional de España;  Primer Encuentro Nacional de Novela Histórica; Recreación Literaria de Córdoba; Hispania de novela hisórica; Federación Madrileña de Casas Regionales; etc.


   En la actualidad es colaborador ocasional de varios medios de prensa, radio y televisión de Castilla-La Mancha y Castilla-León;  siendo habitual su firma, semanal, en el bisemanario de Guadalajara "Nueva Alcarria", edición papel, en donde lleva a cabo la sección "Guadalajara en la memoria"; así como en el digital "Henares al Día"; donde tiene a su cargo la sección "Gentes de Guadalajara"; habiendo sido colaborador de otros medios como "Cultura en Guada"; "Arriaca", Cuadernos de etnología de Guadalara, de donde ha sido vocal del Consejo de Redacción; etc. Siendo fundador, coordinador y director de la revista digital Atienza de los Juglares, de perioricidad mensual, fundada en 2009, y reconocida como una de las mejores, en este contexto, editadas en la provincia de Guadalajara, de repercusión nacional y carácter altruista.

 

LAS SANTAS ESPINAS DE ATIENZA

LAS SANTAS ESPINAS DE ATIENZA


Se veneran en la villa de Atienza (Guadalajara), documentadas al menos desde el primer tercio del siglo XVI, dos espinas y un lignum crucis atribuidas a la Pasión de Jesucristo. 

LAS SANTAS ESPINAS DE ATIENZA. El libro, pulsando aquí


Las mandó llevar a Atienza la reina de Castilla, Catalina de Lancaster, Señora de Atienza y esposa del rey Enrique III, quien levantó para su veneración una sutuosa capilla. 

Desde poco tiempo después de su llegada al convento hoy desaparecido de San Francisco, gozaron de una creciente devoción popular que, al día de hoy, se mantiene. 

Se trata de la Reliquia de la Pasión más importante que guarda la provincia, sin duda, pudiera compararse, y definirse, como “El Grial de Guadalajara”.

El libro
  • Tapa blanda: 144 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (8 de abril de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1545227349
  • ISBN-13: 978-1545227343

ATIENZA. HISTORIA DELSIGLO XX (1) LOS AÑOS DE LA LUZ

ATIENZA. HISTORIA DELSIGLO XX (1) LOS AÑOS DE LA LUZ


Atienza, historia del Siglo XX La historia pasada de Atienza es densa. 

El transcurso de los siglos lo ha permitido. Como ha permitido que se estudie a través de los archivos, las piedras, los monumentos y los viejos pergaminos. La historia del siglo XX es reciente. Es la vivencia de nuestros padres y abuelos, la más cercana y que más directamente nos toca y llega, porque queda ahí a la vuelta de la esquina, y la continuamos escribiendo.




 Las crónicas ya se pierden. A través de ellas, recuperamos las vivencias de los nuestros, para que continúen vivas, porque estas, al contrario que los grandes hechos, no se dejan anotados en el pergamino del archivo histórico. 

Con este volumen el autor, Tomás Gismera Velasco, Cronista de Atienza y su tierra, comienza la publicación de su “Historia del Siglo XX” de la villa de Atienza. Inédita todavía en muchos de sus aspectos.

El libro.
  • Tapa blanda: 168 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (19 de mayo de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1546790837
  • ISBN-13: 978-1546790839

ATIENZA. HISTORIA DEL SIGLO XX (4) ATIENZA EN GUERRA

ATIENZA. HISTORIA DEL SIGLO XX (4) ATIENZA EN GUERRA


La historia pasada de Atienza es densa. 

El transcurso de los siglos lo ha permitido. Como ha permitido que se estudie a través de los archivos, las piedras, los monumentos y los viejos pergaminos. La historia del siglo XX es reciente. Es la vivencia de nuestros padres y abuelos, la más cercana y que más directamente nos toca y llega, porque queda ahí a la vuelta de la esquina, y la continuamos escribiendo. 

ATIENZA, HISTORIA DEL SIGLO XX (4). ATIENZA EN GUERRA. Pulsando aquí


Las crónicas ya se pierden, por eso, a través de ellas, recuperamos las vivencias de los nuestros, para que continúen vivas, porque estas, al contrario que los grandes hechos, no se dejan anotados en el pergamino del archivo histórico...

 Tomás Gismera Velasco, autor de referencia en Guadalajara, Cronista de Atienza y su tierra, con su estilo ágil y desenfadado, nos lo cuenta.

El libro:
 
  • Tapa blanda: 174 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (18 de octubre de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1978391609
  • ISBN-13: 978-1978391604

HIENDELAENCINA. CRÓNICAS PARA UNA HISTORIA

HIENDELAENCINA. CRÓNICAS PARA UNA HISTORIA


HIENDELAENCINA (Guadalajara), es uno de esos pueblos cuya historia está todavía por descubrirse. Un pueblo que, de la nada, saltó a las primeras páginas de la prensa mundial al descubrirse, en 1844, las minas de plata, quizá, más importantes de Europa. 









Aquello fue un antes y un después en la vida sencilla de un pueblo perdido en la Serranía de Atienza. De aldea, a punto estuvo de convertirse en ciudad. Las páginas siguientes son una especie de “Memoria” de Hiendelaencina; en ningún caso una historia de la población, puesto que carecemos de los datos suficientes para llevarla a cabo con el rigor necesario. 






Son unas líneas que conforman páginas de historia que a través de crónicas y memorias escritas nos acercan a lo que fue, y pudo o quiso ser, Hiendelaencina.








 Es la 2ª edición de aquel “Crónicas para una historia”, en el que, actualizado y revisado, se incorporan los nombres de las gentes de Hiendelaencina que hicieron posible su prosperidad; el descubrimiento de sus minas de plata, a través de las leyendas y articulistas que dieron a conocer lo que allí sucedía; la visión que quedó de una población minera del siglo XIX. 














 El libro:

  • Tapa blanda: 280 páginas
  • Editor: Createspace Independent Publishing Platform (17 de junio de 2017)
  • 2ª Edición. 
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1548163996
  • ISBN-13: 978-1548163990



El autor:


Su autor, Tomás Gismera, y su obra, han sido reconocidos en numerosas ocasiones, destacando premios recibidos como el "Alvaro de Luna", de historia, de la provincia de Cuenca, ( en dos ocasiones); "Eugenio Hermoso" (de Badajoz); "Serrano del Año" de la Asociación Serranía de Guadalajara", "Popular en Historia", del Semanario Nueva Alcarria; "Melero Alcarreño", de la desaparecida Casa de Guadalajara en Madrid; Alonso Quijano de Castilla la Mancha; Turismo Medioambiental del Moncayo, de Zaragoza; Paradores Nacionales; Radio Nacional de España;  Primer Encuentro Nacional de Novela Histórica; Recreación Literaria de Córdoba; Hispania de novela hisórica; Federación Madrileña de Casas Regionales; etc.


   En la actualidad es colaborador ocasional de varios medios de prensa, radio y televisión de Castilla-La Mancha y Castilla-León;  siendo habitual su firma, semanal, en el bisemanario de Guadalajara "Nueva Alcarria", edición papel, en donde lleva a cabo la sección "Guadalajara en la memoria"; así como en el digital "Henares al Día"; donde tiene a su cargo la sección "Gentes de Guadalajara"; habiendo sido colaborador de otros medios como "Cultura en Guada"; "Arriaca", Cuadernos de etnología de Guadalara, de donde ha sido vocal del Consejo de Redacción; etc. Siendo fundador, coordinador y director de la revista digital Atienza de los Juglares, de perioricidad mensual, fundada en 2009, y reconocida como una de las mejores, en este contexto, editadas en la provincia de Guadalajara, de repercusión nacional y carácter altruista.


BRIHUEGA. CRÓNICA NEGRA. SUCESOS QUE DEJARON HUELLA

BRIHUEGA. CRÓNICA NEGRA. SUCESOS QUE DEJARON HUELLA


La crónica negra forma parte de los pueblos. De la vida de los pueblos. El hombre nace, vive y, en ocasiones, mata.

Aquí presentamos una serie de relatos en torno a sucesos que dejaron huella en Brihuega y su comarca; o en Brihuega y su partido, en cuya villa fueron juzgados y donde, como cabeza judicial, se aplicaron y ejecutaron las penas.

 BRIHUEGA CRÓNICA NEGRA. EL LIBRO,  PULSANDO AQUI

Son sucesos que conmocionaron al pueblo. Los sucesos y casos que componen el presente volumen son:

-Sin perdón: el reo de Valdegrudas, sobre el suceso ocurrido en esta población en el mes de agosto de 1898.
-Gumersindo “Pocoseso”, y el Alcaide de Brihuega, sobre hechos acaecidos en Brihuega entre 1891 y 1895.
 -María, y Brihuega se vistió de luto. Sucedido en Brihuega en 1910.
-Noche de lobo y luna. El crimen de los serenos. Que nos traslada a la Brihuega de finales de diciembre de 1887.
 -Motivos poderosos. Muerte en Torija. Cuyo caso nos lleva a esta villa, y al mes de abril de 1880. -Todos a una. Los toros y los garrotes, recuerda un caso sucedido en Brihuega, con motivo de los festejos taurinos de 1911.
-El crimen del barbero. Un cadalso en Brihuega. Nos lleva a la Brihuega de 1852, sobre un hecho acaecido en Archilla dos años antes.
-Tocata y fuga de Sor Asunción, tiene lugar en Brihuega, en 1888.
-El Maestro Bandido, parte de Carrascosa y concluye en Copernal, en 1891.
 -¡A las Eras!. Sucedió en Brihuega, en 1903.
-Los peligros del camino nos traslada a las ferias de 1833, de Brihuega.
-El Divorcio de sangre, sucedió en Cañizar, en 1927.
-La riña de gatos tuvo lugar en Brihuega, en 1894.
Y, por último, la noche de Parra, que se libró entre Valdearenas y Brihuega, y tuvo su final en 1889.

El libro:

  • Tapa blanda: 134 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (3 de octubre de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1977724183
  • ISBN-13: 978-1977724182

CIFUENTES. MEMORIAS OSCURAS

CIFUENTES. MEMORIAS OSCURAS


La crónica negra forma parte de los pueblos. De la vida de los pueblos. El hombre nace, vive y, en ocasiones, mata.

Aquí presentamos una serie de relatos en torno a sucesos que dejaron huella en Cifuentes y su comarca; o en Cifuentes y su partido, en cuya villa fueron juzgados y donde, como cabeza judicial, se aplicaron y ejecutaron las penas..

CIFUENTES, MEMORIAS OSCURAS. El libro, pulsando aquí


Acompañan este volume los relatos:
- OTER: LA ÚLTIMA CENA
- CARRASCOSA DE TAJO: LA MUERTE, QUE AGAZAPADA AGUARDA
- RENALES: NADIE SUPO NADA
- CIFUENTES. REGALO DE BODAS
- LA CAUSA DE SOTODOSOS DEL CADALSO, AL CIELO
- ARMALLONES: RAIMUNDO
- ABANADES: MOLINO DEL QUEMADO
 - ÓVILA: LOBOS EN EL DESPOBLADO
- COGOLLOR: EL CURA Y EL HERRERO DE ALAMINOS
- OCENTEJO: EL PERNALES DE GUADALAJARA
- DURÓN: EL CRIMEN DE DON ANICETO, Y MÁS.
- DURÓN: ME HA MATAO, PADRE
- CANREDONDO: ¿EN QUÉ QUEDA ESTO?
- CERECEDA: EN LAS CHARCAS DE MANTIEL
- CIFUENTES: LA TORMENTA


  • Tapa blanda: 132 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (3 de octubre de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1977893309
  • ISBN-13: 978-1977893307

COGOLLUDO, CRÓNICA PARDA

COGOLLUDO, CRÓNICA PARDA




La crónica negra forma parte de los pueblos. De la vida de los pueblos. El hombre nace, vive y, en ocasiones, mata. 

COGOLLUDO, CRÓNICA PARDA. El libro,pulsando aquí


Aquí presentamos una serie de relatos en torno a sucesos que dejaron huella en Cogolludo y su comarca; o en Cogolludo y su partido, en cuya villa fueron juzgados y donde, como cabeza judicial, se aplicaron y ejecutaron las penas. 

Sin duda, hay muchos más, sucesos y casos, que podrán formar, sin duda, parte de otros volúmenes. Los sucesos y casos que componen el presente volumen nos llevan a Membrillera, San Andrés del Congosto, Copernal, Monasterio, Arbancón, Espinosa de Henares, Uceda, Málaga del Fresno, Tamajón, Matarrubia, Villaseca de Uceda, Arroyo de Fraguas, Cerezo y Robledillo de Mohernando y, por supuesto, a Cogolludo.

El libro:
  • Tapa blanda: 132 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (3 de octubre de 2017)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1977759688
  • ISBN-13: 978-1977759689

EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE

EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE. EL ASESINATO DEL PRIMER OBISPO DE MADRID.


El 18 de abril de 1886 Madrid se preparaba para vivir una jornada histórica. La presentación del primer Obispo de Madrid, en lo que, a partir de aquel día sería la Catedral de la ciudad. Hasta entonces, Basílica de San Isidro.


EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE (el libro, pulsando aquí)

La Diócesis de Madrid se había creado el año anterior, en la primavera de 1885. Un guadalajareño, Narciso Martínez Izquierdo, natural de la localidad molinesa de Rueda de la Sierra, había sido llamado para organizar la diócesis y ser su primer Obispo. Aquel 18 de abril, Domingo de Ramos, el presbítero Cayetano Galeote, a las puertas de la catedral, disparó tres tiros de revólver contra Su Eminencia…


EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE (el libro, pulsando aquí)

El suceso conmocionó a toda España.


EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE (el libro, pulsando aquí)

Tomás Gismera Velasco, historiador y cronista de Guadalajara, analista de la historia y autor de la colección "Guadalajara, crónica parda", nos relata, punto a punto, la historia de un suceso que tuvo en vilo a los madrileños por espacio de unos días primero, y de varios años después.



EL CRIMEN DEL CURA GALEOTE (el libro, pulsando aquí)



  • Tapa blanda: 134 páginas
  • Editor: Createspace Independent Publishing Platform (31 de diciembre de 2016)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1541370929
  • ISBN-13: 978-1541370920

ANGÓN. CRIMEN EN LA OLLA DE LA CULEBRA

ANGÓN. CRIMEN EN LA OLLA DE LA CULEBRA




El 12 de septiembre de 1899 desapareció en Angón un pastor, conocido de todo el pueblo. A nadie pareció extrañar aquella inesperada marcha. 

Ni siquiera a sus dos hermanos. Entre los tres las relaciones no andaban bien. Las herencias, malas consejeras en asuntos de bolsillo terminan en demasiadas ocasiones por echar a perder los lazos de sangre. El desaparecido llevaba años diciendo que algún día tomaría las de Villadiego y se embarcaría camino de América. 

ANGÓN. CRIMEN EN LA OLLA DE LA CULEBRA. El libro, pulsando aquí


Eran los tiempos en los que las gentes tomaban un barco imaginando que al otro lado del mar, en aquella América que parecía haber sido descubierta para hacer ricos a cuantos a ella llegaban, los sueños se hacían realidad. 

Fue cuatro años después de que nuestro protagonista tomase el supuesto camino de América cuando ante el juez de Atienza uno de quienes intervinieron en la muerte se acercó para decirle que cuatro años atrás, en Angón, al pastor, Romualdo Olmos, el que tomó el camino de América, alguien lo dejó enterrado en La Olla de la Culebra. 

Después, cuando el juzgado de Atienza se personó en Angón, buscando los huesos del difunto, el delator se desdijo… Todo había sido un mal entendido. Nos lo cuenta Tomás Gismera Velasco, autor de referencia y creador de la serie "Crónica Parda".

El libro:
  • Tapa blanda: 62 páginas
  • Editor: Createspace Independent Pub (22 de agosto de 2016)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1537199692
  • ISBN-13: 978-1537199696

EL POBO. LA CAUSA DEL DOCTOR ALEGRE

EL POBO. LA CAUSA DEL DOCTOR ALEGRE


El 6 de junio de 1916 se produjo en la casa del doctor Alfredo Alegre Jarque, médico de El Pobo (Guada-lajara), una agria discusión entre este y el alcalde de la localidad, don Julián Herranz. 

EL POBO. LA CAUSA DEL DOCTOR ALEGRE. Pulsando aqui está el libro


El resultado fue que, tras efectuar don Alfredo Alegre cinco disparos de revólver, don Julián salió levemente herido. Las heridas, calificadas de leves, se complicaron con las enfermedades que padecía, falleciendo quince días después. 

El calvario que llevó don Alfredo desde que llegó a El Pobo, imaginando que allí comenzaría una nueva y feliz vida, no había hacho sino comenzar. Nos lo cuenta Tomás Gismera, autor de referencia en Guadalajara, y creador de la colección "Guadalajara, crónica parda".

El libro:
  • Tapa blanda: 78 páginas
  • Editor: Createspace Independent Pub (30 de agosto de 2016)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1537365134
  • ISBN-13: 978-1537365138

EUGENIA DE MONTIJO. EL IMPERIO ESCARLATA

EUGENIA DE MONTIJO. EL IMPERIO ESCARLATA





El 30 de enero de 1853 Eugenia de Guzmán, condesa de Teba, hija de los condes de Montijo, nacida en Granada, se convirtió, por su matrimonio con Napoleón III, en emperatriz de Francia. 

Eugenia de Montijo de niña quería ser santa. Después duquesa de Alba. Concluyó sus días siendo la última emperatriz, sin trono, de los franceses y la soberana más longeva, desafortunada y, probablemente, más respetada de Europa. 

Esta es la historia novelada de Eugenia de Montijo, de Napoleón III, y del último imperio francés.




RECONOCIDO COMO UNA LAS MEJORAS OBRAS EN TORNO A LA GRAN EMPERATRIZ DE LOS FRANCESES.

EL LIBRO, PULSANDO AQUÍ


EL LIBRO:
  • Tapa blanda: 504 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (15 de febrero de 2016)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1523898526
  • ISBN-13: 978-1523898527